Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2006 | 2007
2
15
29
5 de julio

El Alto Consejero Presidencial, Fabio Valencia, marchó en Tunja

BOYACÁ, LA CUNA DE LA LIBERTAD, TAMBIÉN SE MOVILIZÓ CONTRA EL SECUESTRO

Tunja, 5 jul (SNE).- La cuna de la libertad también se movilizó masivamente para pedir la liberación de los secuestrados, exigir la devolución de quienes fueron asesinados en cautiverio y respaldar la decisión del Gobierno de no despejar ni un centímetro del territorio nacional.

En una multitudinaria manifestación en la ciudad de Tunja, encabezada por el alcalde de la ciudad, el gobernador del departamento y el Alto Consejero Presidencial, Fabio Valencia Cossio, los boyacenses hicieron sentir su voz, al igual que la del resto de colombianos, para rechazar el flagelo del secuestro.

“El pueblo boyacense se levantó para exigir que se liberara a todos los secuestrados, para condenar el secuestro y también para defender otro derecho fundamental, además del de la libertad, que es el derecho a la vida y a protestar por el vil asesinato, alevoso asesinato de las Farc de los diputados del Valle del Cauca”, señaló Valencia Cossio.

El funcionario dijo que su presencia en Tunja, representando al Presidente Álvaro Uribe en esta jornada, tuvo un significado especial, teniendo en cuenta que el departamento de Boyacá es considerado como la cuna de la libertad, y por eso era de especial importancia reivindicar allí este derecho.

“No era fortuito que estuviera en Boyacá, porque en Boyacá nació la libertad, y hoy venimos a reclamarla y a defenderla”, insistió el Alto Consejero Presidencial.

Destacó la acogida que tuvo la convocatoria, lo cual quedó demostrado con la participación de los distintos estamentos de la sociedad, que acudieron sin distingos de clase a la movilización.

“Ahí estaban reunidos todos los estamentos de Boyacá: los campesinos, los trabajadores, la academia, el sector privado, los gobiernos locales, la Iglesia. La verdad no faltó absolutamente nadie, el grito fue unánime de rechazo a la violencia, de rechazo al secuestro y de exigencia de la liberación de los secuestrados y de la entrega de los cadáveres” destacó el funcionario.

Al referirse al significado de la jornada, Valencia coincidió con la opinión de la mayoría de colombianos que plantearon la necesidad de convertir este acto en una manifestación permanente contra los violentos.

“La unidad, la fuerza de Colombia, de más de 40 millones de colombianos gritándoles a estos señores que no queremos la violencia, que no queremos el secuestro, que no queremos más irrespeto a la vida, estoy absolutamente seguro que es el principio del fin de la guerrilla, de los paramilitares, de los narcotraficantes”, afirmó el Alto Consejero Presidencial.

Reveló que durante la marcha predominaron las pancartas en contra del despeje, y que en el acto central el momento más emotivo fue cuando se soltaron 20 mil bombas blancas y 11 palomas en honor de los 11 diputados del Valle del Cauca asesinados por las Farc.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA