Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2006 | 2007
2
15
29
10 de julio

También deben aceptar los logros en protección de sindicalistas, dijo el Presidente Uribe

ESTADOS UNIDOS TIENE QUE RECONOCER AVANCES CONTRA EL PARAMILITARISMO

Bogotá, 10 jul (SNE). Estados Unidos debe reconocer y aceptar los avances de Colombia en la lucha contra el paramilitarismo, así como los logros en cuanto a protección de los sindicalistas, aseguró este martes el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, al rechazar los reparos que ha manifestado un sector del Congreso de ese país en estos dos frentes, como argumento para mantener congelada la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC).

Al instalar el Foro de Inversiones de la Región Andina, el mandatario afirmó que el diálogo con Estados Unidos sobre el TLC es muy fácil, porque hoy, más que nunca, el Gobierno Nacional tiene resultados para mostrar en los temas que ellos reclaman.

“El diálogo sobre el TLC es muy fácil. Hace cinco años allá no había objeciones sobre el paramilitarismo y aquí había 35 mil paramilitares. Hoy, cuando el paramilitarismo está desmontado, hoy sí hay objeciones. Entonces este Gobierno más que entrar en esa materia en el discurso ideológico, tiene que entrar es en el discurso de los resultados”, señaló Uribe.

Recordó que en Colombia hay 43 mil desmovilizados, de los cuales 32 mil pertenecían a grupos paramilitares, y que además la mayoría de los líderes de estos grupos se encuentran en la cárcel, gracias a que el Gobierno logró concentrarlos antes en una zona de ubicación.

“Ralito fue una zona de ubicación temporal en un proceso de desarme, de desmovilización, y se convirtió en un camino, en un embudo de las selvas colombianas y de las ciudades colombianas, hacia la cárcel de Itagüí”, precisó el mandatario.

También dijo que en los casos en los cuales los desmovilizados han reincidido en su accionar criminal, en muchos casos con bandas dedicadas al narcotráfico y vinculadas con las Farc, el Gobierno los ha enfrentado con todo el rigor y la determinación.

“Estamos enfrentándolos con todo el rigor. Se han llevado a la cárcel de nuevo unos mil, se les ha dado de baja a más de 400, y el propósito nuestro es un país sin guerrillas, sin paramilitares, sin narcotráfico”, recalcó Uribe.

PROTECCIÓN A SINDICALISTAS

En el caso de la protección a los líderes sindicales, el Presidente recordó que desde el inicio de su primer mandato, el 7 de agosto de 2002, una de sus prioridades fue brindarles toda la seguridad a ellos y a los empresarios del país.

“El Gobierno colombiano, desde el primer día, desde el siete de agosto de 2002, se ha dedicado a proteger a sindicalistas contra el asesinato, y a empresarios contra el secuestro, y hacerle un seguimiento muy riguroso a cada caso”, dijo Uribe.

Manifestó que el mundo no puede perder de vista que cuando comenzó su Gobierno asesinaban 256 sindicalistas cada año, y esta cifra no era objeto de conflicto internacional.

En el 2005 mataron 25, y en lo corrido de este año han asesinado cuatro, tres de ellos por motivos distintos a los de su actividad sindical y otro por causas pendientes de establecerse.

“Este año han asesinato en Colombia cuatro sindicalistas: uno del Inpec, la justicia ha dicho que por razones totalmente diferentes a su actividad sindical; uno segundo murió el tres de mayo en los Montes de María (Sucre), estaba armado, pertenecía a un grupo de las Farc, fue dado de baja en un combate con el Ejército, el levantamiento del cadáver lo hizo el CTI, nadie en un país abierto a la crítica a la observación internacional diariamente, nadie ha desvirtuado lo que afirmó el CTI.

“El tercero fue muerto en Valledupar hace dos sábados. Los asesinos, por circunstancias totalmente personales, confesaron, están en la cárcel, están pidiendo sentencia anticipada. El cuarto lo asesinaron la semana pasada, era un trabajador de la dirección de transportes y tránsito de Zarzal, Valle del Cauca, todavía no tenemos un informe definitivo de la justicia sobre las causas de esa muerte”, precisó Uribe.

Además, recordó que gracias a los esfuerzos contra la impunidad, la justicia ha proferido las primeras 46 sentencias, que condenan a 79 personas por ser responsables de asesinatos contra líderes sindicales.

Por eso pidió al mundo y al Congreso de los Estados Unidos que reconozcan los logros de nuestro país, y acepten los avances alcanzados por Colombia, con mucho esfuerzo y en medio de grandes dificultades.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA