Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2006 | 2007
2
15
29
16 de julio

RUEDA DE PRENSA DEL PRESIDENTE DE COLOMBIA Y EL PRIMER MINISTRO DE CANADÁ

Bogotá, 16 jul (SNE). La siguiente es la rueda de prensa ofrecida este lunes por el presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, y el Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper.

Introducción del Presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez: Queremos agradecer inmensamente su visita. Durante más de 50 años de relaciones entre nuestros dos países, es la primera ocasión en la cual recibimos al Primer Ministro de Canadá. Muchas gracias.

Es estimulante para nuestro país. Como es estimulante la agenda temática. La decisión de avanzar en las negociaciones del acuerdo de comercio. Negociaciones que empiezan hoy en Lima: Canadá, Perú y Colombia. La idea de incluir en esa negociación el acuerdo para eliminar la doble tributación. Todo eso tiene que ayudarnos muchísimo para que nuestras economías prosperen. Para que haya alternativas para nuestra gente. Para tener mejor empleo, de alta calidad, de afiliación a la seguridad social. Para que países como Colombia tengan alternativas y puedan eliminar el narcotráfico.

Nos parece de la mayor importancia que el capítulo laboral y de derechos humanos quede incluido en esa negociación. Con toda la claridad, si se quiere con el detalle, para tranquilidad de nuestros pueblos.

Queremos agradecer inmensamente el apoyo a nuestro país en la lucha contra las minas antipersona. Queremos agradecer inmensamente el apoyo de su país a nuestro proceso de reinserción.

Ha sido muy importante el diálogo con Canadá, con su Gobierno, sobre la inversión. Canadá tiene un total de inversión de aproximadamente 2 mil millones de dólares en Colombia. Es promisorio lo que se espera para el próximo año, cuando esa inversión puede superar los 3 mil millones de dólares.

Como es promisorio el campo que podemos desarrollar conjuntamente en Colombia: el de los biocombustibles. Necesarios por razones ambientales. La gran oportunidad para que la agricultura colombiana pueda ser generadora de empleo, intensamente, de empleo de alta calidad.

Muchas gracias por su permanente preocupación por Colombia.

Sabemos el apoyo de ustedes, con toda determinación, a nuestra política de seguridad, y la preocupación de ustedes por el tema de los derechos humanos. Puede tener la certeza, Primer Ministro Harper, que nosotros adelantamos una política de seguridad democrática.

Así como en el continente otros países se cerraron al diálogo internacional, a la vigilancia, cuando combatían al terrorismo, y suprimieron las libertades y eliminaron el disenso, nosotros en Colombia en esta batalla contra el terrorismo hemos estado abiertos a la supervisión, al análisis internacional, a la sugerencia internacional. Esto lo recibimos bien, especialmente cuando proviene de un Gobierno como el suyo, que ha apoyado sin dudas la necesidad de Colombia de superar la tragedia del terrorismo.

Muchas gracias por esta visita. La primera en un período de más de 50 años de relaciones de Colombia y Canadá. Una visita promisoria. Esperamos dentro de pocos meses poder firmar con su Gobierno ese acuerdo de comercio y ese acuerdo de desmonte de la doble tributación.

Para nosotros la seguridad es necesaria para que en el país prospere el empleo, para poder cumplir las metas sociales. Para nosotros la inversión, la confianza inversionista, es un presupuesto necesario para que haya crecimiento de la economía y para que podamos obtener los recursos para tener una nación con empleo digno, con empleo estable, con emprendimiento exitoso. Una nación que cumpla con las metas sociales, entre ellas, las metas sociales del Milenio, que debemos cumplir antes de la fecha prevista por las Naciones Unidas.

Muchas gracias de nuevo, Primer Ministro Harper.

Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper: Estoy muy complacido en ser el Primer Ministro de Canadá en hacer una visita oficial a Colombia, desde que establecimos nuestras relaciones diplomáticas hace más de 50 años.

Nosotros acabamos de tener una reunión muy cordial y productiva. Hablamos de la situación política y económica en Colombia y de todos los compromisos que tiene Canadá aquí.

He subrayado el compromiso de Canadá de apoyar a Colombia en lograr la paz y la seguridad y la protección de los derechos humanos. Le dije al Presidente que Canadá aumentará su apoyo para la paz, la justicia y la reconciliación nacional este año.

También hablamos del papel de liderazgo de Canadá en la protección de los niños afectados por la violencia y el conflicto, y también para responder al problema continuado de las minas antipersona.

El Presidente y yo estamos complacidos de este inicio de las negociaciones de libre comercio. También estamos hablando de las negociaciones para eliminar la doble tributación y pensamos que estos acuerdos fortalecerán nuestra alianza.

Nuestros países han tenido un crecimiento muy sólido en inversión. Y también nuestro conocimiento suplementa a Colombia en áreas como minería, ingeniería, gas y petróleo. Pensamos que una mayor integración económica ayudará a aliviar la pobreza y a crear nueva riqueza y oportunidades de empleo para los colombianos y los canadienses.

Me complace anunciar que Canadá lanzará un nuevo programa laboral para las Américas, que incluirá apoyo para Colombia. Este programa promoverá el diálogo entre el Gobierno, las empresas y los trabajadores, y girará alrededor de temas de salud y seguridad.

El Presidente Uribe y su Gobierno han hecho un progreso enorme contra el círculo vicioso del conflicto, la violencia y el subdesarrollo, que ha afectado a Colombia durante decenios. Han convencido a decenas de miles de paramilitares para que depongan las armas y se unan a sus compatriotas para construir un país más fuerte y seguro.

La mayoría de los colombianos están dedicados a los valores medulares de los países exitosos: la libertad, la democracia, los derechos humanos y el imperio de la ley. Juntos podemos lograr que se realice el potencial de este país y lograr que los colombianos logren la paz, la estabilidad y la oportunidad económica que han deseado.

Presidente Uribe, muchas gracias por su hospitalidad, por la de sus Ministros y la del pueblo colombiano. Muchas gracias.

Pregunta: Para empezar, señor Harper, quisiera saber: ¿qué le interesa a Canadá en bienes y servicios en un TLC con Colombia? ¿Usted cree que finalmente cuándo podría negociarse o firmarse el TLC entre Canadá, Colombia y Perú?

Y para el señor Presidente Uribe: estamos a dos días de que se cumpla un mes de esa trágica fecha del asesinato de los 11 diputados del Valle por parte de las Farc. ¿Qué información tiene el Gobierno sobre los cuerpos? ¿Se ha avanzado en algo?

Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper: Estamos adelantando negociaciones. Ya se iniciaron las negociaciones desde hoy mismo. Y me parece que hay varios temas, varios expedientes, en donde hay posibilidades de inversión para unas mejores relaciones comerciales entre nuestros dos países. De hecho, la inversión está creciendo. Y pienso a la vez que es importante contar con un entendimiento de este tipo para garantizar el desarrollo positivo de este país. El Presidente Uribe fue muy claro en cuanto a la realización de las negociaciones lo más rápido posible. Y tenemos la intención de seguir adelantando nuestros contactos, para que lo más rápido posible lleguemos a un resultado.

Nuestras negociaciones de libre comercio se iniciaron hoy. Realmente es un momento muy interesante. La inversión entre nuestros dos países ha estado creciendo. Las firmas canadienses ya están aprovechando las oportunidades de inversión que existen aquí en Colombia. Pero creo que ambos estamos de acuerdo en que este tratado económico entre nuestros dos países es algo muy deseable, porque queremos ver que Colombia siga con su proceso económico positivo.

Un proceso que ya se ha iniciado. Esperamos que ese proceso sea irreversible, que Colombia se vuelva un líder en las Américas. Un líder de una sociedad moderna y progresista. El Presidente Uribe ha sido muy claro. Quiere ver que estas negociaciones se terminen y se culminen lo antes posible. Nosotros haremos lo que sea posible. Nos mantendremos en contacto a todos los niveles para lograr un buen avance de estas negociaciones.

Presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez: Sobre la pregunta, las Farc asesinaron a los diputados el 18 de junio. Hoy es 16 de julio y no han devuelto los cadáveres.

Desde el primer momento, el Gobierno pidió la intervención del Comité Internacional de la Cruz Roja, que ha informado al país que está trabajando en búsqueda de la devolución de los cadáveres.

También de la Organización de Estados Americanos. Hemos ofrecido (y qué bueno decirlo hoy en presencia del Primer Ministro Stephen Harper), la creación de una comisión forense internacional para que, con nuestra Fiscalía, haga el examen pericial sobre los cadáveres y se le diga al mundo la modalidad de este asesinato.

Los terroristas han torturado con la vida y torturan con la muerte. Durante esos cinco años torturaron a los secuestrados y a sus familiares con la vida y con la libertad. Han asesinado a los diputados: torturan a sus familias y al país con la muerte.

Los terroristas son además mentirosos. ¿Por qué demoran la entrega de los cadáveres? Porque estos terroristas, que son avisados, saben que mientras más se demore la entrega de los cadáveres, más difícil es para el examen forense identificar plenamente la modalidad del asesinato. Primero secuestraron, después asesinaron, y ahora quieren ocultar. Todo muy propio del terrorismo.

Esta mañana le expresaba al Primer Ministro Harper cómo hemos hecho todos los esfuerzos para el acuerdo humanitario. Cómo liberamos a 150 personas de las Farc. Y a Rodrigo Granda.

Primer Ministro Harper, no le dije este detalle: cuando vino el asesinato de los diputados, todavía no habíamos cumplido los procedimientos legales para liberar a la totalidad de las 150 personas de las Farc. Y fui preguntado en algunas partes: “¿Usted insiste en liberarlos después de que las Farc han asesinado los diputados?”. Dije: “Sí, porque fue una decisión que el Gobierno había tomado previamente, de buena fe, y cuando se procede con toda la buena fe, como ha procedido nuestro Gobierno, no hay que arrepentirse de decisiones tomadas”.

Lo que no podemos hacer es un acuerdo humanitario que maltrate al país. El acuerdo humanitario es para que liberen a los secuestrados, no para entregarles el país a los terroristas. Por eso hemos hecho esfuerzos, pero hay pasos que no podemos dar. Hemos hecho el esfuerzo de liberar a Rodrigo Granda y de liberar a 150 integrantes de las Farc. Lo que no podemos hacer es entregar una zona de despeje, ni permitir que salgan terroristas de la cárcel para que se reintegren al asesinato y al secuestro.

El acuerdo humanitario de nuestra parte tiene esas dos limitaciones, que las creemos necesarias para que el acuerdo humanitario no fuera a convertirse simplemente en una negación de la política de seguridad y en un estímulo al terrorismo de las Farc.

El sábado pasado dije a mis compatriotas en Manizales, en las exequias del doctor Diego Mejía, asesinado por las Farc, secuestrado. Estábamos en una operación rescate y lo asesinaron. Dije a mis compatriotas que la firmeza del pueblo es lo único que finalmente ablanda a los terroristas. Si nos debilitamos en el Gobierno o en el pueblo, esa debilidad puede ser un nuevo estímulo al terrorismo. Por eso es la hora de una profunda reflexión, para no debilitar la determinación del Gobierno y para no debilitar la firmeza del pueblo en contra del terrorismo.

Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper: Debo mencionar que Canadá, en calidad de líder del Grupo de los 24, también ha condenado y expresado las condolencias al Presidente Uribe por causa de este asesinato terrible.

Pregunta: Todos los Primeros Ministros siempre han apoyado a Colombia. ¿Usted quiere decirnos por qué eligió a Colombia como primer país para visitar en América Latina?

Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper: Como ustedes saben, nuestro Gobierno tiene el compromiso de comprometernos más a fondo con los países del hemisferio. De eso hablaré más a fondo mañana en Santiago. En esta visita nos detendremos en varios países. Colombia es un país que tiene unos desafíos muy grandes que enfrentar. Ha logrado gran avance en lo que son los valores de desarrollo social, de libertad y desarrollo económico y de progreso político. Y nosotros queremos proporcionar apoyo a esos esfuerzos.

El Presidente Uribe y yo tenemos una muy buena relación. Fue uno de los primeros líderes en llamarme y felicitarme, después de ser yo elegido como Primer Ministro. Nos reunimos en México y ahora iniciaremos negociaciones de libre comercio. Entonces me parece el sitio perfecto para comenzar esta visita, en una región en donde hay historias de éxito, en donde hay algunas amenazas. Y algunos países como Colombia que tienen que estar avanzando firmemente.

Pregunta: Señor Primer Ministro: ¿de qué manera ha pensado usted que Canadá podría colaborar al tema del acuerdo humanitario para Colombia?

La segunda pregunta para el Presidente Uribe y es un tema obligado: el tema de este fin de semana, este informe de la OEA, que preocupa tanto, sobre el rearmamento o los grupos emergentes.Entendemos que para el Gobierno son grupos emergentes, pero este informe ha vinculado a estos nuevos grupos delincuenciales con hombres del narcotráfico. Incluso sospechan que detrás de este rearmamento estarían hombres de los paramilitares, como ‘Jorge 40’ y como otros líderes que están en la cárcel actualmente.

Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper: Colombia es uno de nuestros objetivos del Fondo Global para la Paz y la Seguridad. Al mismo tiempo, dado que estamos iniciando negociaciones para un tratado de libre comercio, el Presidente Uribe ya dijo que estaba determinado a incluir un capítulo sobre derechos humanos y el trabajo.

Planteé temas importantes en materia de derechos humanos con el Presidente Uribe. Sabemos que hay grandes desafíos todavía y que hay problemas políticos también. Cuando se exponen crímenes y actos del pasado, se pueden suscitar problemas. Pero eso es parte del programa del Presidente y del progreso que quiere realizar en estos temas. Lo queremos apoyar y alentar en esos esfuerzos.

Presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez: La Organización de Estados Americanos (OEA) es el organismo multilateral que más ha ayudado en el proceso de seguridad democrática, desmovilización y reinserción en Colombia. Quiero públicamente reiterar nuestra gratitud a la OEA, a su Secretario General, a la Asamblea de la OEA, y a su delegado en Colombia, Sergio Caramagna, por este gran esfuerzo.

Nosotros todos los días hacemos esfuerzos adicionales para derrotar el terrorismo. Entiendo que este informe es del primero al 30 de marzo. Hemos desmovilizado a 43 mil personas. De ellas, 33 mil son provenientes de los grupos paramilitares. Han reincidido alrededor de 2.300. Estamos haciendo investigaciones que podrían comprometer a otras 700. Es un porcentaje no alto de reincidencia. Lo que ocurre es que, así parezca bajo el porcentaje, 3 mil bandidos hacen mucho daño. Pero no van a prosperar.

El Gobierno en todas partes los está combatiendo. Ahora ellos no reinciden como paramilitares, como lo que se conocía del paramilitarismo, que era una fuerza ilegal contra la guerrilla. Eso se acabó en Colombia. Algo que hay que destacar hoy en Colombia, es que se acabó la idea de que se necesitaban fuerzas irregulares para combatir a otras fuerzas irregulares. Si algo ha dejado claro la práctica de nuestro Gobierno, es que la única manera de combatir al terrorismo es a través de las fuerzas institucionales de la democracia. Nuestro Gobierno ha acabado con la idea de que aquí se necesitaban grupos paramilitares, terroristas ilegales, para combatir a la guerrilla.

Los que han reincidido, están dedicados al narcotráfico. Y el Gobierno está dedicado a perseguirlos, con toda la dedicación. No en vano hemos dado de baja a más de 400 de los reincidentes. Y hemos capturado a 1.000. Y seguimos en esa tarea.

Nuestra determinación es total y el país debe tener tranquilidad. Nosotros hemos ganado mucho en estos cinco años en materia de seguridad, y todos los días vamos a ganar más. Por supuesto, tenemos que enfrentar todos los días las arremetidas de estos otros criminales, los de las Farc, que, por lo que veo, se les puso muy poquita atención durante 40 años. Y crearon el paramilitarismo, sometieron al país, sumieron al país en el caos. Pero ahí los vamos debilitando día tras día.

Puede llevarse de su visita a Colombia, Primer Ministro Harper, la idea clara de que aquí hay toda la determinación para derrotar a todos los grupos terroristas. A todos. Para que impere la ley, el orden y los derechos humanos.

Algo muy importante, que lo voy a resaltar el viernes en las palabras de instalación del Congreso: aquí, durante muchos años, no se veía acción de la Fuerza Pública, contundente, contra las guerrillas, porque no había voluntad política en el Ejecutivo. Hoy hay toda la voluntad política. Y hay combatividad de la Fuerza Pública contra las guerrillas, (combatividad) que hay que mejorarla todos los días. Aquí, durante muchos años, se acusaba a la Fuerza Pública de que algunos de sus elementos entraban en colusión con el paramilitarismo.

Ya no hay casos recientes. No hay casos presentes. Creo que una de las consecuencias de nuestra política de recuperación de institucionalidad, es que hoy hay decisión de combate de la Fuerza Pública contra la guerrilla, contra bandas criminales emergentes, y al mismo tiempo se advierte que está desapareciendo cualquier colusión de miembros de la Fuerza Pública con bandas criminales.

Es la primera vez que lo digo en público, porque quiero decirlo ante un visitante tan importante, como es el Primer Ministro de Canadá, el señorStephen Harper. A Colombia se le criticaba mucho de colusión de individuos de las Fuerzas Militares con el paramilitarismo. Hoy no hay denuncias. Hoy opera un proceso nacional de total respeto a la ley y a la institucionalidad, que nos tiene que llevar a ser más efectivos contra las bandas criminales, contra los reincidentes, contra la guerrilla.

Pregunta: Señor Primer Ministro: usted sabe que Amnistía Internacional y varias Ong’s canadienses se preocuparon de los objetivos de su misión aquí en Colombia. Subrayaron la cuestión de la violación de los derechos humanos, hablaron de aleaciones, de vínculos entre el poder político y las fuerzas paramilitares, y dijeron que quizás todavía no había llegado el momento de hablar intercambio comercial con Colombia. ¿Qué les contesta?

Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper: En primer lugar, como lo acaba de decir el Presidente, Colombia ha realizado muchos progresos en contra del crimen y la violencia, y para acabar con los vínculos entre el poder y los paramilitares. La gran mayoría de los paramilitares depusieron las armas. Y algunos que permanecen en este tipo de actividad, lo hacen solamente con metas criminales.

Entiendo que cuando un país está enfrentado a su pasado y está determinado para cambiar la realidad de la violencia, del crimen, de la dictadura, y está determinado en la historia a ser una democracia y lograr la reconciliación, siempre va a haber alegaciones fundadas sobre el pasado.

Es inevitable, porque es parte del proceso. No creo que debamos decirle a un país: usted todavía tiene problemas, y entonces nosotros no queremos hacer nada y no queremos tener nada que ver con su economía. Todo lo contrario. Cuando vemos un país como Colombia, que ha decidido que tiene que corregir sus problemas sociales, económicos y políticos de una manera integrada, que quiere acogerse a la libertad económica, que quiere acogerse a la democracia política y a los derechos humanos y al desarrollo social, entonces nosotros decimos: estamos aquí con ustedes para animarlos. No les vamos a decir: arreglen todos sus problemas sociales, políticos y de derechos humanos, y entonces sí vamos a querer tener relaciones comerciales con usted. Eso sería ridículo. Esa es una posición que no nos lleva a ninguna parte.

Este Gobierno tiene una agenda positiva en todos los frentes, y nosotros queremos profundizar la relación que tenemos, para asegurar que ese progreso continúe y que se vuelva irreversible.

Presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez: Las palabras del Primer Ministro Harper las agradecemos y comprometen más nuestra determinación para actuar con toda la transparencia.

Él lo ha dicho: de dónde venimos, dónde estamos. Lo decía el señor ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton hace cuatro semanas. Hace cinco años este país tenía el 30 por ciento de su población bajo presión directa de guerrilla y/o paramilitares. Hoy mostramos un panorama de recuperación muy importante, del control estatal, de la protección estatal, del Estado de Derecho.

Hace cinco años en este país se había llegado a asesinar en un año a 15 periodistas. Este año no se ha asesinado uno solo. Hace cinco años, cuatrocientos, de los 1.098 alcaldes de Colombia, estaban amenazados por los grupos terroristas, y 300 no podían vivir en sus localidades. Hoy están todos en sus localidades, a pesar de que hace dos semanas las Farc asesinaron a la alcaldesa de San José del Palmar en el Chocó.

Hace cinco años, con las fosas que ahora se están encontrando, Colombia tenía 35 mil asesinatos por año. Todavía son muchos, 17 mil, pero luchamos día a día para derrotar el asesinato.

Hace cinco años, Colombia tuvo años en los cuales contabilizó 256 asesinatos de líderes sindicales. Los hemos protegido desde el primer día. Este año han asesinado a cuatro sindicalistas y a nueve profesores. De los cuatro sindicalistas, la justicia ha clarificado el caso de tres. Falta la clarificación de un caso.

Hace cinco años, antes, hubo semestres en los cuales en Colombia se realizaron 1.700 secuestros extorsivos. El semestre que terminó el 30 de junio, hubo 100 casos de secuestros extorsivos. Es mucho, pero venimos de 1.700.

Una queja que ha habido es que no se protege a líderes sindicales y hay impunidad. Nosotros tenemos hoy 6 mil colombianos bajo protección directa del Estado, protección individual. De ellos, más de 1.500 son líderes sindicales. Eso nos cuesta 40 millones de dólares al año.

Hemos reformado la administración de justicia. En el nivel constitucional, con la introducción del régimen penal acusatorio. De la oralidad, en el nivel legal. La hemos fortalecido en el nivel presupuestal. Nuestro Plan de Desarrollo acaba de aprobar otras facultades para fortalecer más, presupuestamente, la administración de justicia. Ya se han presentado este año las primeras 46 sentencias, que condenan a 79 personas por responsabilidad en el asesinato de líderes sindicales.

Es importante, distinguidos periodistas de Canadá, que la opinión pública canadiense sepa quién asesina a los trabajadores y quién secuestra a los empresarios: no son los empresarios los que asesinan a los trabajadores. No son los trabajadores los que secuestran a los empresarios.

Aquí hubo un fenómeno: las guerrillas marxistas, durante muchas décadas, en nombre del odio de clases, introdujeron la combinación de las diferentes formas de lucha: asesinaban y penetraban el movimiento obrero, el movimiento campesino, el periodismo y la política. Y nada les pasaba.

Llegaron los paramilitares e hicieron lo mismo. Entonces los paramilitares asesinaban a líderes sindicales, acusándolos de ser colaboradores de la guerrilla. Y las guerrillas asesinaban a líderes sindicales, acusándolos de ser colaboradores del paramilitarismo.

Nuestra lucha ha producido buenos resultados, pero no estamos contentos. Esperamos poder decirle al mundo un día que se ha acabo el secuestro en Colombia, y que se ha acabado el asesinato de líderes sindicales. Hemos avanzado, pero no lo suficiente.

Lo que he pedido a algunos sectores de la comunidad internacional es: nosotros reconocemos lo que nos falta, pero la comunidad internacional debe reconocer el avance que hemos tenido. Razón de nuestra gratitud al Gobierno de Canadá, al Primer Ministro Harper.

La segunda parte de la pregunta, los vínculos. En efecto, hoy hay unos congresistas presos. La mayoría de ellos hacían parte de la coalición de Gobierno en el Congreso. Este es un país abierto a la verdad.

Debo recordar que la mayoría de los crímenes que se alegan, fueron cometidos antes de la llegada de nuestro Gobierno, cuando ese alto porcentaje del país estaba controlado por guerrilla o paramilitares. Nuestro Gobierno ha impulsado y sacó adelante la Ley de Justicia y Paz, que exige verdad, reparación a las víctimas, exige justicia.

La Seguridad Democrática ha quitado a los colombianos el temor de denunciar. Antes a la gente le daba pánico acudir a formular una denuncia. Hoy la gente tiene confianza y denuncia.

Entonces esto ha mostrado, públicamente, una realidad que la gente comentaba en privado: el dominio de estos grupos en amplios sectores del país. ¿Qué ha hecho el Gobierno? Estimular la justicia, apoyarla, estimular la verdad.

Lo que puede saber la comunidad canadiense es que de parte del Presidente de Colombia hay toda la determinación de apoyar la justicia y de que este país quede sin guerrilla, sin paramilitares.

Lo que puede saber la comunidad canadiense es que el Presidente de Colombia ha tenido una larga carrera política, controvertida, con total determinación contra la guerrilla, pero con transparencia, sin asociación con el paramilitarismo.

Por eso aquí estamos abiertos a la verdad. En lugar de cerrar las puertas de nuestro país para que no vengan a supervisarnos, como toda democracia que se respete tenemos las puertas totalmente abiertas.

Bienvenida la crítica constructiva, porque nos ayuda. La crítica que rechazamos es aquella crítica de los que han querido mancillar, manchar nuestra política de seguridad, porque albergan la esperanza de que el terrorismo de las Farc llegue a triunfar en Colombia.

Las Farc estuvieron muy cerca del triunfo aquí en Colombia. Eso lo impidió la llegada de nuestro Gobierno. Y eso lo va a impedir definitivamente la voluntad de nuestro pueblo.

Tengan la seguridad de nuestra transparencia. Pero también díganles a los enemigos que pueden tener la seguridad de que aquí no va a triunfar el terrorismo, de que aquí se le ha truncado a las Farc el camino del triunfo.

Una inmensa gratitud, Primer Ministro.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA