Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2006 | 2007
2
15
29
16 de julio

COMUNICADO DEL MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL

16 de julio de 2007

1. El Ministerio de Defensa Nacional rechaza categóricamente el sobredimensionamiento del fenómeno de las bandas criminales, como se refleja por ejemplo en la afirmación de El Tiempo de hoy: “el cincuenta por ciento del país está copado de nuevo por grupos criminales ligados al paramilitarismo”. La realidad contradice tales afirmaciones. Es evidente que los 3.030 hombres a los que se refiere el artículo no podrían “copar el cincuenta por ciento del país”. En cualquier caso, el Ministerio se permite recordar que ha dado la más alta prioridad al desmantelamiento de esas bandas y que los resultados conseguidos hasta la fecha son muy alentadores.

2. Es importante señalar primero un error común de interpretación. El Gobierno ha dicho que las autodefensas ilegales -o el mal llamado “paramilitarismo”- han dejado de existir. Esta no es sólo una afirmación que acarrea consecuencias formales (por ejemplo, el cierre en adelante de la puerta de la desmovilización para cualquier grupo ilegal que pretenda ser de autodefensa), sino que corresponde a una situación fáctica: las autodefensas ilegales desistieron de su proyecto contrainsurgente y renunciaron a continuar en una lógica militar de ocupación del territorio a través de la violencia criminal contra la población civil.

3. Ese desmonte de la lógica paramilitar, junto con los resultados de la Seguridad Democrática, ha significado un alivio para esas poblaciones y una recuperación de la confianza, como lo señala el reciente informe de la MAPP/OEA. Igualmente, se están produciendo en las regiones profundos cambios culturales de rechazo al paramilitarismo y de apoyo a la institucionalidad: “Colombia está construyendo un proceso que deslegitima el fenómeno de las autodefensas”, dice la MAPP/OEA. Estos son cambios que no ocurren de la noche a la mañana, pero que están en marcha en todo el territorio y que se expresan, por ejemplo en una mayor y mas libre participación en el proceso electoral y en una dramática reducción de las amenazas a candidatos y electores: mientras hace cuatro años el 26% de las amenazas, provenían de las autodefensas ilegales, hoy no hay ninguna que provenga de las bandas criminales.

4. Lo que desafortunadamente ha cambiado en menor escala es el narcotráfico. Desde siempre es sabido que el narcotráfico crea estructuras ilegales para la protección de su negocio criminal, y ese es el fenómeno que estamos observando. Como lo ha reconocido la misma OEA, los carteles del narcotráfico han sabido aprovechar la desmovilización para engrosar las filas de grupos que ya existían (por ejemplo, los llamados “Rastrojos” o los “Machos”), a quienes no les fue permitido participar en el procesos de negociación. El 88% de los miembros de las bandas criminales capturados no hicieron parte del proceso de paz.

5. No es entonces coincidencia que las regiones donde se habla de la aparición de bandas criminales -Nariño, Chocó, Valle, Meta y Putumayo-, sean precisamente zonas de cultivo, producción y tráfico de estupefacientes. No se trata del rearme de las viejas autodefensas ilegales, sino de la creación de estructuras para dominar ese negocio, que desafortunadamente acuden a la “contratación” de desmovilizados. Esa es la naturaleza de esa actividad ilegal. En Nariño hay pruebas de que incluso están reclutando miembros activos de las FARC.

6. En cualquier caso, el Ministerio de Defensa ha tomado toda una serie de medidas para poner fin a esta actividad ilegal, medidas que están dando muy buenos resultados. En primer lugar, se están haciendo enormes esfuerzos para desarticular las nuevas bandas criminales. Los resultados hasta la fechas son muy significativos. Durante el año 2006 y el 2007, la Fuerza Pública ha desarrollado un total de 69 operaciones de alto impacto, logrando la captura de 1.675 de sus integrantes, la baja en confrontación con las diferentes unidades de 409 integrantes, la incautación de 408 armas de fuego y la inmovilización de 106 vehículos.

7. Del total de capturas, se deben destacar 6 cabecillas de primera línea de las bandas que delinquen en departamentos de la Costa Atlántica, Antioquia, Córdoba, Meta, Eje Cafetero, Magdalena y el Urabá Antioqueño, en el despliegue de operaciones de ofensiva que permitieron llevar a la justicia a:

· Pablo Hernán Sierra García, alias Alberto Guerrero cabecilla de la banda criminal Cacique Pipintá (18/01/07).

· Miguel Adán Rojas Mendoza, cabecilla de la banda criminal Águilas Negras, en el departamento del Magdalena (29/03/07).

· Albeiro Manuel Gómez Martínez, alias Cobra, cabecilla de la banda criminal “Los Traquetos” en el departamento de Córdoba (15/04/07).

· Miguel Villareal Archila alias Salomón, considerado el principal articulador de las bandas criminales en la Costa Atlántica (20/04/07).

· Hebert Veloza García, alias HH, principal financiador de la banda criminal de Meta y Vichada (03/05/07).

· Alcides de Jesús Durango, alias René, articulador de bandas criminales en la región de Urabá (19/06/07).

· Asimismo se debe resaltar la baja de Juan Carlos Monje, alias Monje, cabecilla de la banda criminal que delinquía en Caquetá, el (21/10/06).

8. Ese esfuerzo conjunto de las autoridades del Estado, han permitido la desarticulación de 10 bandas criminales:

1) Bloque Pijaos Estructura (delinquía en el departamento del Tolima, especialmente en la ciudad de Ibagué).

2) Protección al Campesino (PAC) (perteneciente al Bloque Cacique Pipintá en Antioquia, dedicada a actividades de narcotráfico).

3) Águilas Negras de la Guajira (delinquía en La Guajira, vinculada a actividades de narcotráfico).

4) Águilas Negras del Caquetá (delinquía en el departamento del Caquetá, dedicada a actividades de narcotráfico).

5) Bloque Antisubversivo del Sur (delinquía en el departamento del Caquetá, dedicada a actividades de extorsión).

6) Bloque Paramilitar Todos Por Colombia (delinquía en el departamento del Meta, que inició actividades de extorsión y reclutamiento de integrantes en Granada, Meta).

7) Banda Criminal identificada entre Florida (Valle) y Miranda (Cauca) (exintegrantes del Bloque Calima, desmantelados el 16 de febrero del 2006).

8) Banda criminal en Tuluá (Valle) (organización delincuencial al mando de Jhon Estive Hidrovo Pérez).

9) Banda criminal Cordillera (oficina de cobro en el departamento de Risaralda, con el propósito de absorber las organizaciones dedicadas al tráfico de alucinógenos).

10) Banda Criminal Renacer en Antioquia (al mando de Ovidio Pascual Torres, operaba en Carepa, Chigorodó y Apartadó, Antioquia).

9. Adicionalmente, se están tomando medidas para fortalecer la presencia de la Fuerza Pública en áreas de desmovilización:

· La Policía Nacional está fortaleciendo sistemáticamente su despliegue y cobertura territorial con la instalación de 200 Estaciones más de Policía, durante los próximos 4 años en áreas estratégicas del territorio nacional por la influencia de los grupos al margen de la ley.

· Adicionalmente, está desplegando nuevos Escuadrones Móviles de Carabineros – EMCAR, para boquear los corredores de movilidad y abastecimiento de estos grupos ilegales, y lograr neutralizar el negocio del narcotráfico, a partir de la erradicación de cultivos ilícitos y la interdicción de drogas ilícitas e insumos.

· Por su parte, el Ejército Nacional consolidó en primera instancia un “Cuerpo Elite de Búsqueda” en el departamento de Norte de Santander, con participación de 120 efectivos y apoyo de otras fuerzas e instituciones. Asimismo, se activó en esta región del país la Brigada No. 30 y la Brigada Móvil No. 15, con el propósito fundamental de garantizar la seguridad de la población e impedir la expansión de los grupos armados ilegales (BACRIM, FARC y ELN).

· En el sur-occidente del país, considerada una de las áreas más criticas en la actualidad, se activó la Brigada Móvil No. 19.

· En el departamento del Chocó, se consolidó la Brigada No. 15.

· El Ejército Nacional mantiene operaciones ofensivas permanentes en regiones estratégicas que han pretendido ser tomadas a sangre y fuego por las Bandas Criminales al Servicio del Narcotráfico, como es el caso de Antioquia (Urabá – nordeste), Córdoba, Cesar, Magdalena, Sucre, Nariño y Caquetá, entre otras.

· El esfuerzo gubernamental por recuperar el tejido social en las antiguas áreas de influencia de las autodefensas, parte de la necesidad de garantizar el retorno de los núcleos humanos que habían sido desplazados por la fuerza; en ese esfuerzo, el Ejército Nacional ha jugado un papel fundamental, mediante la disposición de unidades militares para tal fin.

· Dentro de los casos concretos que vale la pena mencionar se encuentran: departamento del Chocó y región del Urabá antioqueño. Departamentos de Nariño y Putumayo. Departamentos de Tolima y Cauca, entre otros.

10. Por su parte, las Fuerzas Militares han tomado una serie de medidas de control interno:

· Implementación de una adecuada estrategia de comunicación interna y de medidas que impiden cualquier episodio de connivencia con dichas bandas, lo cual afectaría gravemente la legitimidad institucional. Al respecto, se han impartido múltiples directivas y orientaciones verbales.

· Facultades extraordinarias. Los comandantes de Fuerza, empleando las normas discrecionales que le facultan, han procedido al retiro oportuno de oficiales y suboficiales sobre los cuales ha recaído algún tipo de señalamiento sobre su proclividad a comportamientos delincuenciales y/o de apoyo a grupos armados al margen de la Ley.

11. Por último, se han puesto en marcha dos importantes mecanismos de coordinación, verificación y ejecución de resultados contra las bandas criminales, en pro de garantizar el proceso de desmovilización, desarme y reinserción: un comité de seguimiento de alto nivel en el que participa la MAPP/OEA y delegados de todas las agencias de seguridad; y el Mecanismo de Verificación Conjunto contra las Bandas Criminales -MEVEC-, sobre el cual se han definido dos instancias de trabajo, una de nivel central y otra de nivel regional. En estas reuniones participan delegados del Ejército Nacional, la Armada Nacional, la Fuerza Aérea, la Central de Inteligencia Conjunta, la Dirección de Carabineros de la Policía, la Dirección de Investigación Criminal de la Policía, la Dirección de Inteligencia de la Policía, el DAS y la Unidad de Información y Análisis Financiero del Ministerio de Hacienda. Este Mecanismo técnico tiene la misión de evaluar cotidianamente las informaciones que se relacionan con el surgimiento de bandas, con el propósito de identificar cabecillas, orientar acciones operacionales en contra de estructuras, articular acciones para evitar el crecimiento de estos grupos y coordinar las acciones de verificación a nivel nacional por parte de los Organismos de Seguridad.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA