Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2006 | 2007
10
17
24
31
27 de junio

Aprovechando que se renovarán 60 mil hectáreas de café por año

URIBE PIDE A CAFETEROS SUBIR DE 65 MIL A 120 MIL HECTÁREAS DE MAÍZ TECNIFICADO

Medellín, 27 jun. (SNE).- Una invitación a todos los cafeteros del país para que aumenten de 65 mil a 120 mil las hectáreas sembradas con maíz tecnificado como un recurso para aumentar los ingresos de las 560 mil familias cafeteras, hizo el presidente Álvaro Uribe Vélez.

Al clausurar el Congreso Extraordinario Cafetero celebrado para conmemorar los 80 años de la Federación Nacional de Cafeteros, el Jefe de Estado reiteró el compromiso del Gobierno con este sector importante para la economía nacional, y en seguir trabajando hombro a hombro con los caficultores colombianos como lo ha venido haciendo desde agosto de 2002.

Destacó los 78 mil millones de pesos que presupuestó el Gobierno para apoyar el precio interno de compra del café mediante el Apoyo Gubernamental Cafetero (AGC).

También los 108 mil millones de pesos que aportará el Gobierno para la renovación anual de 60 mil hectáreas de cafetales viejos.

Resaltó el Mandatario la importancia de la renovación de los cafetales pues –dijo- no renovar el café que tiene una estructura de microfundio, es condenar las familias cafeteras colombianas a la miseria.

Prosiguió diciendo que si una familia de una ladera antioqueña con hectárea y media, renueva el cafetal, recupera altos índices de productividad y puede pasar de un ingreso de medio salario mínimo a uno de dos salarios mínimos y así mejora sustancialmente su calidad de vida.

En cambio si no se renueva esa hectárea y media en la ladera convertida en rastrojo, se vende por 20 ó 30 millones de pesos, dinero que escasamente alcanza para que esa familia monte un tugurio en el cinturón de miseria de una de las ciudades grandes, abandona el campo y afecta el empleo.

Uribe Vélez afirmó que es el microfundista cafetero el responsable de la mano de obra tanto en su microfundio como en las propiedades de mediana extensión.

“Para preservar esa posibilidad de seguir trabajando la caficultura en la ladera colombiana, que por su clima, por su régimen de lluvias, es presupuesto para la calidad del café, es fundamental la renovación.

Nuestra calidad depende de nuestro café de ladera y nuestro café de ladera depende de una labor manual. Y la disponibilidad para esa labor manual depende de que evitemos la expulsión del microfundista cafetero, expulsión que evitamos si avanzamos en los programas de renovación”, insistió el Presidente ante los caficultores reunidos en el Congreso Extraordinario.

Agregó que la renovación cafetera es importante para superar la pobreza en Colombia, en la región andina y en la zona cafetera.

“Por eso, así como le hemos cumplido a la Federación en estos cinco años, vengo a decirles hoy que cuenten que -con la ayuda de Dios- les vamos a cumplir rigurosamente estos compromisos en los tres años de Gobierno que quedan, para renovar en cada uno de ellos 60 mil hectáreas”, indicó.

LOS CULTIVOS

Con respecto a la siembra de maíz tecnificado y fríjol como cultivos complementarios, el Mandatario recordó que hace casi cinco años con Carlos Gustavo Cano, hoy codirector del Banco de la República y en esa época Ministro de Agricultura, se hizo un gran acuerdo para financiar en las áreas de zoqueo, en las áreas de renovación, la siembra de maíz de alta tecnología y la siembra de fríjol.

Se empezó con 18 mil hectáreas y este año se sembrarán cerca de 65 mil hectáreas. Las de fríjol pueden superar las 22 mil hectáreas.

Con esas 65 mil hectáreas se pueden producir siete toneladas de maíz por hectárea, y eso en un momento en el que el precio del maíz se ha recuperado tal y como se han recuperado los precios de los alimentos generadoras de energías alternativas, esa producción se convierte en una gran contribución a la seguridad alimentaría del país, al empleo rural mientras se recupera la zoca del café y en una gran contribución al ingreso de la familia cafetera.

“Quiero resaltar ese programa e invitarlos a que lo sigamos creciendo. Empezamos en 18 mil hectáreas de maíz, vamos en 65 mil ojala pudiéramos el año entrante decir que vamos a llegar a 120.

¿Por qué hablo de 120 mil? Porque con 60 mil hectáreas de zoqueo, de renovación por año, que tienen un periodo productivo más o menos de dos años, podríamos aspirar a tener cada año el doble del área que se renueva ese año, el área que se está renovando en ese momento, la renovada del año anterior, que todavía no ha recuperado la producción cafetera y que todavía puede producir otras dos cosechas de maíz o de fríjol.

Yo creo que es razonable que nos impongamos la meta de llegar a 120 mil hectáreas de maíz tecnificado por año en áreas de zoqueo de la zona cafetera y esa meta nos va a indicar si estamos cumpliendo la otra, la de renovar 60 mil hectáreas por año. Vengo a hacerles esa invitación”, puntualizó Uribe Vélez.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA