Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2006 | 2007
10
17
24
31
29 de junio

CONDENA MUNDIAL CONTRA LAS FARC POR ASESINATO DE DIPUTADOS

Bogotá, 29 jun. (SNE).- Una condena total contra las Farc por el asesinato de los 11 diputados del Valle que estaban en su poder desde hace más de 5 años, se hizo sentir en las últimas horas desde todo el mundo en pronunciamientos que responsabilizaron a esa organización terrorista por la muerte de los políticos vallecaucanos.

El Gobierno de Estados Unidos, la Unión Europea, el G-24, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y los gobiernos de Francia, España y Suiza expresaron su rechazo a lo que varios llamaron “masacre”.

Desde Europa la comisaria de la Unión Europea, Benita Ferrero Waldner emitió una declaración en la que responsabilizó a las Farc por el asesinato de los 11 diputados del Valle, a quienes esa organización mantenía secuestrados desde el pasado 11 de abril de 2002.

“Deseo expresar mi condena a los que habiendo privado de la libertad a estos ciudadanos, son en definitiva, los responsables de estas muertes”, dijo Ferrero en su declaración.

En ese mismo sentido se pronunció el vocero del Departamento de Estado, Tom Casey, quien recordó que es esa agrupación terrorista la responsable por las personas que mantiene secuestradas. “No hay excusa para el secuestro”, dijo el funcionario norteamericano.

El viernes, en Washington, por consenso y aclamación, el Consejo Permanente de la OEA, integrado por 34 países del Hemisferio aprobó una resolución condenando el asesinato y expresando su apoyo a la comisión internacional que solicitó el presidente Álvaro Uribe Vélez para esclarecer lo sucedido con los diputados.

Al expresar su “mas enérgica condena al asesinato de los diputados colombiano”, el Consejo Permanente reconoció “la disposición del Gobierno colombiano de conformar una comisión internacional para esclarecer los hechos”

El jueves, horas después de conocerse el asesinato por parte de las Farc, el presidente Álvaro Uribe Vélez solicitó apoyo de la comunidad internacional para la localización de los cadáveres y la conformación de una comisión forense internacional que explique al mundo las circunstancias en las que murieron los diputados privados de la libertad.

La OEAresaltó que “el secuestro es un crimen atroz y urge a los grupos al margen de la ley, la liberación, sanos y salvos de todas las personas secuestradas”

El propio Secretario General de la Organización, José Miguel Insulza, horas antes había expedido una declaración en la que manifestó que “los primeros elementos disponibles de los trágicos sucesos desatados en el Valle del Cauca, reflejan más bien que se ha cometido un asesinato a sangre fría contra personas secuestradas, en negación de los valores básicos de respeto al ser humano”.

RECHAZO AL SECUESTRO

Todos los pronunciamientos internacionales coincideron en rechazar la práctica del secuestro, e inclusive la calificaron como una violación al Derecho Internacional Humanitario.

Voceros de Human Rights Watch manifestaron desde Estados Unidos que las Farc son las responsables de la muerte de los diputados por haberlos puesto en peligro al tenerlos en cautiverio.

Esa organización de defensa de los derechos humanos señaló que las Farc pudieron asesinar a los políticos vallunos para evitar su rescate.

Amnistía Internacional también dijo que es la agrupación terrorista la responsable por lo que suceda a las personas secuestradas. “Mientras los civiles y otras personas permanezcan como rehenes de las fuerzas de la guerrilla, su integridad física es responsabilidad del grupo que los retiene”.

Esta entidad internacional expresó que la tragedia pudo haberse evitado “si las Farc hubieran estado dispuestas a respetar el derecho fundamental de los civiles a no ser arrastrados al prolongado conflicto armado en Colombia”.

El G-24, conformado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, México, Noruega, Suiza, Estados Unidos, los países miembros de la Unión Europea y la Comisión Europea, así como el Sistema de Naciones Unidas en Colombia también repudió el asesinato.

Al hacer llegar sus sentimientos de condolencia y solidaridad con las familias de las víctimas del asesinato, el G-24 condenó el secuestro “la toma de rehenes por todos los grupos armados ilegales y exige que todos los secuestrados sean liberados inmediatamente e incondicionalmente”.

RESPONSABLES LA JUSTICIA

Además del rechazo por el múltiple asesinato por parte de las Farc, la comunidad internacional solicitó que los responsables sean llevados ante la justicia para responder por sus actos.

Louise Arbour, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos al condenar el asesinato solicitó una profunda investigación imparcial que esclarezca la muerte de los diputados.

Los gobiernos de España, Suiza y Francia exigieron que se aclare lo que calificaron como “masacre”, al condenar con firmeza el asesinato.

"Los tres países se suman al pesar de las familias de las víctimas a quienes expresan sus profundas condolencias, y transmiten asimismo su solidaridad y afecto al pueblo colombiano y a los familiares y amigos de aquellos que se encuentran todavía secuestrados", indica el texto.

Esos tres gobiernos, quienes han trabajado en la búsqueda de la liberación de los secuestrados en poder de las Farc, manifestaron que el prolongado plagio “conduce a tragedias como ésta que de ninguna manera se pueden justificar. Recuerdan que las FARC son responsables de la vida de los rehenes".

La solidaridad internacional también se hizo sentir por parte de países de América Central, México y República Dominicana, que desde Belice, condenaron el asesinato.

"Los presidentes hemos conocido la lamentable muerte de los diputados en Colombia y creemos que debemos condenar estos actos lamentables", sostuvo el presidente de El Salvador, Antonio Saca.

Todos los pronunciamientos también hacen un llamado urgente a las Farc para que no sólo liberen de manera inmediata, y sin condiciones, a todos los secuestrados en su poder, sino para que faciliten la recuperación de sus cuerpos para que los familiares puedan darles sepultura.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA