Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2006 | 2007
10
17
24
31
30 de junio

PRESIDENTE URIBE RESPONDE A COMUNICADO DE UN SECTOR DE CONGRESISTAS DE LOS ESTADOS UNIDOS

Buenaventura, 30 jun. (SNE).- El Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez respondió, este sábado, a un sector del Congreso de los Estados Unidos que se negó aprobar el TLC con Colombia.

Las siguientes son apartes de las declaraciones del Mandatario, durante el Trigésimo Noveno Consejo Comunitario de Gobierno desde Buenaventura, Valle del Cauca.

“… Déjenme referir a este comunicado de algunos congresistas de los Estados Unidos. Primero me sentí mucho anoche, a las nueve de la noche, qué nuestro Gobierno no hubiera contestado. Yo había salido de Cartagena con el Ministro Holguín al Golfo de Morrosquillo a trabajar la campaña de ‘Voto Limpio’, y después a San Pelayo (Córdoba) porque hay unos compatriotas muy afectados con unas inundaciones.

Nuestro Gobierno debe responder y de inmediato, y hay con qué responder. No podemos tener más demoras para responder a este tipo de comunicado.

Esto hay que enmarcarlo en lo siguiente. El Plan Colombia, con la administración del Presidente Clinton y la administración del Presidente Bush ha sido una relación de países aliados. Mi primera respuesta al comunicado es que nosotros no vamos a permitir que una relación de países aliados la quieran convertir en una relación de los Estados Unidos amo, y Colombia servil.

Nosotros sentimos gratitud por el apoyo que hemos recibido del Presidente Clinton primero, y del Presidente Bush ahora. En una relación de aliados. Y hemos cumplido.

¿Qué Gobierno en el mundo puede decir que en cinco años ha extraditado más de 600 personas? Ninguno. ¿Qué Gobierno en el mundo puede decir que está fumigando 160 mil hectáreas de droga por año, y que el año antepasado radicó manualmente 31.200 y el año pasado 43 mil, y este año vamos a erradicar manualmente más de 50 mil? Ninguno. ¿Qué Gobierno puede hablar de los decomisos de coca que se han venido dando en Colombia, especialmente en está área del Pacífico? Ninguno. ¿Qué Gobierno del mundo puede decir que en su ordenamiento jurídico tiene una ley tan rigurosa de confiscación de riqueza ilegitima y que la aplica tan rigurosamente como Colombia? Ninguno.

La manera como hemos procedido acredita que somos leales y transparentes, cumplidos en esta alianza con los Estados Unidos. Por nuestra dignidad, por nuestra democracia, por lo que merecemos por nuestro cumplimiento, nosotros no vamos a permitir que una relación de aliados, de respeto mutuo, que hemos cultivado primero con la administración Clinton, y ahora con la administración Bush; los Estados Unidos la vayan a convertir en una relación de Estados Unidos amo, y Colombia república servil. De ninguna manera.

Entonces déjenme referir al tema de los sindicalistas. Que testimonio y cuánto lo agradezco el de Angelino Garzón, el gobernador del Valle del Cauca. Líder sindical tantos años, ministro de trabajo y gobernador del Valle del Cauca. Un testimonio que él no tendría porque dar, sobre los esfuerzos de nuestro gobierno para proteger a los sindicalistas.

Que Estados Unidos se preocupe por la violencia contra los sindicalistas es válido, y derecho a ello tienen por el Plan Colombia, por nuestra aspiración al TLC, porque somos socios de muchos organismos multilaterales. Lo que no es válido es que ignoren nuestros esfuerzos, y lo que no es válido es que algún sector del Congreso (de Estados Unidos) quiera dar la apariencia de convertir una relación de aliados en una relación de dominación.

Antes de este Gobierno llegamos a tener en Colombia 256 asesinatos de sindicalistas. 256 sumando sindicalistas y maestros. Antes de nuestra elección yo publiqué una plataforma ideológica que se llama ‘Manifiesto Democrático de 100 puntos’. En el punto 27 se escribió: “si ganamos la elección aplicaremos una política de seguridad democrática para proteger por igual al sindicalista contra el asesinato, al empresario contra el secuestro, para proteger por igual al campesino que al empresario agrícola, al vocero del gobierno y al vocero de la oposición”, y lo hemos cumplido.

Empezó nuestro Gobierno desde la hora cero. El Vicepresidente de la República (Francisco Santos), el Ministro de la Defensa (Juan Manuel Santos) y mi persona, atentos a proteger sindicalistas. Hoy hay 6 mil colombianos con protección individual. Eso nos cuesta 78 mil millones este año. De ellos, 1.500 son líderes sindicales.

Cada vez que han asesinado un sindicalista, el Vicepresidente, el Ministro de Defensa y mi persona, hemos salido a estimular la Fuerza Pública y a la justicia para capturar a los asesinos. A ofrecer recompensas para recibir información conducente a la captura.

Nuestros esfuerzos no han sido en vano. Hace dos años se redujo el asesinato a 25, quisiéramos que hubiera cero casos. Cero casos. Se redujo de 256 a 25. El año pasado se recrudeció, porque al histórico enfrentamiento guerrilla-paramilitares, se sumó el enfrentamiento entre las FARC y el ELN. Llegaban las FARC a un hospital de Arauca y preguntaban, este sindicalista está afiliado al ELN y lo asesinan. Llegaba el ELN a una escuela de Arauca, y preguntaban: qué este maestro es colaborador de las FARC, y lo asesinan.

El año pasado regresó eso a 60 (casos de asesinatos). ¿Qué ha pasado este año? Han asesinado tres sindicalistas y nueve maestros. Maestros casi todos en las zonas rurales colombianas.

Déjenme hablar de los tres sindicalistas. El uno, sindicalista del INPEC. Hasta hoy la justicia ha dicho que su asesinato no tiene que ver con su actividad sindical. Y la justicia de Colombia es independiente al Ejecutivo. El segundo, el 3 de mayo en Sucre. Estaba portando un arma en un grupo armado de las FARC en contra del Ejército y fue dado de baja con otros guerrilleros, en esa acción militar. Y al otro día apareció que estaba afiliado a un sindicato. Hasta hoy nadie ha podido desvirtuar esa información que el propio CTI entregó. Si hubiera una manera de desvirtuarla, seria, el Gobierno aceptaría. Porque el Gobierno está es del lado de la justicia. El tercero murió un sábado por la noche, hace poco en Valledupar. Esta semana una mujer y hombre responsables del asesinato por causas que nada tienen que ver con la actividad sindical, se entregaron a la justicia y se sometieron a sentencia anticipada.

Y entonces dicen. Y lo primero que tiene que reconocer Estados Unidos y el mundo, es el esfuerzo de nuestro Gobierno para superar esta violencia. Entonces dicen: la impunidad. Como se ha superado. Lo primero que hay que entender que un país con 35 mil asesinatos que llegó a tener, puede contar con la justicia del mundo y no supera la impunidad.

Nosotros hemos creado el Sistema Penal Acusatorio. Fortalecerlo el año pasado implicó un presupuesto adicional de 70 millones de dólares. Hemos reformado los códigos. El Plan de Desarrollo recientemente aprobado incorpora recursos para que la Fiscalía tenga otros 114 investigadores.

Hemos hecho todos los esfuerzos por la justicia. Realizo un almuerzo cada mes, cada dos meses, con los presidentes de las centrales obreras, y no se suspendió el de antes de ayer, 28 (de junio). Allá llegó el informe de la Fiscalía.

En mi última visita a los Estados Unidos llevábamos ya 37 sentencias producidas que condenaban 59 responsables del asesinato de sindicalistas. El informe de antes de ayer indica que ya llevamos 46 sentencias, y se han condenado 75 personas por crímenes contra sindicalistas. Aquí estamos trabajando eficazmente, con aplicación al detalle en la derrota del crimen contra los sindicalistas y en la derrota contra la impunidad.

Estos congresistas de Estados Unidos deben entender otra cosa. ¿Quién mata a los trabajadores y quién secuestra a los empresarios? En Colombia si la justicia dijera otra cosa yo sería el primero en aceptarlo. En Colombia no son los empresarios los que asesinan a los trabajadores, ni los trabajadores los que han secuestrado a los empresarios.

Las guerrillas marxistas que ingresaron aquí desde principios de los años sesenta practicaron todas las formas de lucha. Asesinaban y penetraban el movimiento sindical, la política y sectores del periodismo, y quedaban en la impunidad porque los gobiernos no las enfrentaban debidamente. Trajeron el odio de clases como accionar político, y el objetivo de la dictadura del proletariado como modelo de Estado. ¿Qué hizo el paramilitarismo? Compitió en atrocidad e hizo lo mismo.

El resultado. Los paramilitares asesinando sindicalistas a quienes acusaban de colaboradores con la guerrilla, y la guerrilla asesinando sindicalistas a quienes acusaban de colaboradores del paramilitarismo.

En el año 2006 en Arauca y en otras partes, ELN y FARC acusando a sindicalistas de colaborar con el ELN o con las FARC, y asesinándolos el ELN o las FARC. ¿Y en qué estamos nosotros? En pleno desmonte del paramilitarismo, y en pleno debilitamiento de la guerrilla.

Estos congresistas de Estados Unidos no pueden ignorar esto. Este país tenía 60 mil terroristas hace 4 años. Se han desmovilizado 43 mil. Irlanda, recuerdo, que el acuerdo de paz del ‘Viernes Santo’ de 1998 y que pregunté: ¿Cuántos terroristas tenía el IRA? Y me dijeron, 118. Mientras que Colombia 60 mil. Y pregunté: ¿Cuántos asesinatos? Y me dijeron: entre 1923 y 1968, 3200 asesinatos. En ese año de 1998 en el área metropolitana de mi ciudad de Medellín 5 mil asesinatos.

El problema que hemos tenido aquí es mayúsculo, pero los progresos también son muy significativos. Como lo dijera el Gobernador (del Valle del Cauca), no estamos en un punto ideal. Pero cuanto hemos mejorado y con persistencia vamos a mejorar.

¿Entonces, los Estados Unidos, su Congreso, no protestó en el año 2000, en el 2002, cuándo este país estaba apoderado por guerrillas y paramilitares, y ahora qué vamos saliendo del problema si se escandalizan? Eso no lo aceptamos. Eso es la prueba de que están mal informados o de que hay pretensiones de convertir una relación de aliados, en una relación de dominación que no podremos permitir.

Se ignoran otros factores. Es que este país alcanzó a tener 1700 secuestros en un semestre, y en este acabamos de tener 95. Todavía hay mucho, y quisiéramos tener cero (secuestros). Y se ignoran otros factores. Este país ha reducido a la mitad el asesinato, en los últimos 4 años. Se ignoran otros factores. Es que aquí hubo años en los cuales asesinaron 15 periodistas, este año no han asesinado uno solo. Hoy los periodistas de Buenaventura y de Cali, y de toda Colombia, se sienten menos amenazados. Hasta hace 4 años tenían que estar sufriendo permanentes amenazas por parte de guerrilla, paramilitares, de criminales de toda pelambre. Hoy se sienten más confiados por la Seguridad Democrática.

Es bueno que el Congreso norteamericano para expresar sus preocupaciones, respetamos que expresen sus preocupaciones, reconozcan dónde estábamos y miren donde vamos y que hemos hecho, y que no procedan desinformados. Qué verifiquen la verdad de lo que ha ocurrido en el pueblo colombiano y que aclaren que esto tiene que ser una relación de aliados de mutuo respeto, como la merecemos. Como se ha adelantado con el apoyo de los presidentes (Bill) Clinton y (George) Bush, y no puede ser una relación de dominación con los Estados Unidos como amo, y de Colombia como servil.

Una relación de dominación, así nos den el TLC, se hace mucho más daño a la democracia colombiana, y mucho más daño a las relaciones del resto de América Latina con los Estados Unidos, que bien difícil es hoy, hoy por hoy.

Nosotros no le decimos a los Estados Unidos que cuiden a Colombia, qué es el único aliado sólido que le queda en América Latina. Nosotros le decimos a Estados Unidos que respete a Colombia. No nos importa ser el único o parte de sus aliados. Lo que nos importa es que somos un aliado respetable, cumplido, como lo demuestran los hechos de esta alianza.

Es que allá en los Estados Unidos tuvieron una experiencia cuando les hablaban del régimen de (Anastasio) Somoza en Nicaragua, y de otras dictaduras de América Central y del cono sur, muchos norteamericanos decían: Sí esos dictadores son unos bandidos pero son nuestros. Esos dictadores son unos HP pero son nuestros.

Ese no es el caso con Colombia. Esta es una democracia respetable. Los únicos que tienen que asumir posiciones postradas de servilismo, son los dictadores y los gobiernos criminales. Acá hay una democracia que merece toda dignidad.

Por eso le quiero recordar hoy a ese sector del Congreso de los Estados Unidos, aquí no están en presencia de Somoza, de las dictaduras de Banana Republic de Centro América, que aceptaban a pesar de sus crímenes por mantener esa alianza, no. Aquí se está en presencia de una democracia respetable, de un gobierno respetable, haciendo todos los esfuerzos por tener una Nación sin criminales, sin guerrilla, sin paramilitares.

Es que a nosotros no nos tienen que decir: cuiden a Somoza que es el único aliado que nos queda. Nosotros no invocamos la condición de único aliado, sino de aliado respetable. Por eso con todo el respeto, este discurso tiene que decir la verdad. Y por eso me duelo de que anoche conocí tarde ese mensaje y mis compañeros no habían reaccionado. Hay que reaccionar a tiempo y hay que hablar con todo el mundo sobre este tema”.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA