Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2006 | 2007
10
17
24
31
30 de junio

Afirma el presidente Uribe

“EL PAÍS NO LE PUEDE PEDIR AL ESTADO QUE CLAUDIQUE”

Buenaventura, 30 jun, (SNE).- El presidente Álvaro Uribe dijo que es importante decirle al país que le exija al grupo terrorista de las Farc que libere a los secuestrados, pero no exigirle al Gobierno que el Estado claudique.

En el Consejo Comunal número 39 que se realiza en el puerto de Buenaventura, el Jefe de Estado agregó que lo que toca decirle al Gobierno es todo lo contrario, que tenga más firmeza, que no libere a los criminales de las Farc ahora que regresen al delito, a secuestrar y asesinar, y que el Gobierno siga y que haga más y más presencia.

El Mandatario recordó lo sucedido desde el jueves cuando se conoció que las Farc asesinó a los 11 diputados del Valle del Cauca; cómo, por qué y qué incluyó en el comunicado que él leyó ante todo el país; qué le dijo a los familiares de los diputados en su reunión en la noche del mismo jueves; y por qué no acepta una zona de despeje en los municipios de Pradera y Florida.

Señaló que el Presidente debe pensar en el futuro del país, en que no se puede consentir al terrorismo, en mantener una política de firmeza que nos llevar a tener una nación sin terrorismo.

Afirmó que los despejes han servido como zona de cautiverio, de secuestrados, de depósito de coca, de garaje de vehículos robados, de lugar de maltrato a la ciudadanía.

Sin embargo aclaró que la historia tiene que aceptar que los gobiernos que dieron zonas de despeje, procedieron de buena fe, y que el que procedió de mala fe fue el terrorismo.

¿Para que es una zona de despeje y en razón de que se concede?, se preguntó el Mandatario y respondió que la historia lo ha demostrado, para el fortalecimiento del terrorismo, ¿en razón de quien? , de los secuestrados.

Por esto, reiteró que la zona de despeje no se necesita para liberar los secuestrados sino que eso se hace con una política de Seguridad Democrática.

Se cuestionó Uribe si es a los criminales de las Farc a quienes se les va entregar a Pradera y a Florida? ¿Si se va a dejar a los habitantes de estos dos municipios en poder de ese grupo terrorista? Si se va a sacar de Pradera y Florida a la Fuerza Pública para que la población quede a merced de la calaña de criminales que son las Farc?

“Sobre eso no podemos reversar. ¿Sabe para qué utiliza el terrorismo la zona de despeje?, para refugiarse, para eludir la acción militar. Nos faltan tres años de Gobierno, pero tenemos que aprovechar intensamente en la política de Seguridad Democrática. Entregar una zona de despeje, es entregar al terrorismo a los criminales, una zona de refugio para que eludan la acción militar.

Cuando se hablaba, va a ser un año, que muchos colombianos pedían esa zona de despeje, el Gobierno amablemente escuchaba pero daba razones, (de algunos, crean equívocos), creen que por el Gobierno escucha, es porque les va a dar esa zona de despeje. Solamente por haber escuchado hablar del tema, estos criminales de las Farc creyeron que ya iban a tener esa zona de despeje, y empezaron a mandar criminales de todo el país a refugiarse en Pradera y Florida, y que daño nos hicieron, ¿Qué tal que concediéramos esa zona de despeje?”, señaló el Presidente.

Recordó que hace dos noches le decían los Altos Mandos Militares, cuando él les planteaba varias hipótesis, ¡Presidente esto es muy doloroso, pero reafirme, reafirme¡.

Esos militares señalaron que Colombia tuvo semestres de 1.700 secuestros extorsivos, en el primer semestre se bajó a 95, pero sigue siendo alto.

Agregó que esto indica cuál es el camino, si se le afloja al terrorismo de nuevo el secuestro se vuelve incontrolable.

GOBIERNO HA PROCEDIDO BIEN

Uribe Vélez señaló que para que este país pueda vivir libre de secuestros, se necesita del apoyo de la opinión pública, que la gente se vuelque a las calles, pero fundamentalmente una política de autoridad.

“De nada sirve el clamor ciudadano en las calles de la Patria, en contra del secuestro si la autoridad es débil. Lo que finalmente produce una acción eficaz contra el secuestro, es la firmeza de la autoridad.

Por eso en esta hora de dolor tenemos que solidarizarnos con las víctimas, apoyarlas emotivamente, buscar cómo el Estado las apoya pecuniariamente, pero no podemos claudicar ante las pretensiones de los criminales, estos criminales que a esta hora no han entregado los cadáveres”, sostuvo.

El Mandatario aseguró que en un diálogo con algunas personas que lo llamaron, el Vicepresidente de la República, el Ministro de la Defensa, en diálogo con su mi familia, a todos les dijo: ¡qué dolor, pero hemos procedido correctamente y de buena fe. Hay mucho dolor, pero no tiene por qué haber intranquilidad de conciencia¡

Uribe consideró que es importante en una hora de dificultades como ésta, reconocer el dolor, vivirlo, pero poder tener la conciencia tranquila, y que el Gobierno ha tenido la conciencia tranquila porque ha hecho todos los esfuerzos por la liberación de los secuestrados, sin aceptar las imposiciones de los criminales.

“ Por eso es importante orientar a los marchantes, para que los colombianos que quieran salir a las calles, en lugar de pedirle al Gobierno que claudique ante los criminales, se exija al Gobierno una política más firme contra los criminales.

En este Gobierno no hemos tenido aún marchas contra el secuestro, pero una política firme contra el secuestro, que nos permite hoy 30 de junio decir, en este semestre hubo 95 casos de secuestros extorsivos, cuando el país en época de marchas que no había autoridad, en un semestre tuvo 1.700 casos de secuestro”, puntualizó.

ACTOS HUMANITARIOS

En su discurso en el Consejo Comunal, Uribe les pidió a los habitantes de Buenaventura reflexionar y trazar la línea que divide los actos humanitarios, que tienen que ser siempre conducentes a la paz, de la línea, y los actos de claudicación del Estado, cuya única consecuencia es reforzar el poder criminal de los criminales.

Dijo que algún teórico le decía que los actos humanitarios no siempre tienen que ser conducentes a la paz, y que puede que solamente mitiguen la guerra, a lo que él le respondido, que Colombia jurídicamente no está en guerra, Colombia políticamente no está en guerra, que el pueblo colombiano afronta el desafío de unos grupos terroristas enormemente ricos por el poder ilegitimo del narcotráfico.

Agregó que aquello que fortalezca el poder criminal de las Farc, no contribuye a la paz en el corto plazo, ni tampoco en lo mediato, y que por ende no es un acto humanitario, ni lo sería, sino una claudicación del Estado en contra del pueblo colombiano y a favor del poder criminal del terrorismo.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA