Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2002 | 2003 | 2004 | 2005 | 2006 | 2007
8
10
17
23
25
30
15 de Diciembre

La tala de bosque para sembrar coca y amapola, si causa de daño ambiental

“GLIFOSATO NO ES UN RIESGO PARA LA SALUD HUMANA, NI CAUSA DAÑO AMBIENTAL”: CICAD

Bogotá, 15 dic. (SNE).- El herbicida glifosato utilizado en Colombia para la fumigación de cultivos ilícitos de coca y amapola, no afecta la salud humana, el medio ambiente, ni a los animales, como si lo hacen la deforestación y la quema indiscriminada de bosques.

Ese fue le concepto principal presentado en abril de 2005 por la Comisión Interamericanapara el Control del Abuso de Drogas (CICAD), división de la Organización de Estados Americanos (OEA), en respuesta a la solicitud formulada por los gobiernos de Colombia, Estados Unidos y Reino Unido, sobre el riesgo que podría representar el uso de dicho producto.

“Es importante reconocer que el impacto aquí no es por el uso del glifosato sino que el acto inicial de deforestar y quemar es la causa primaria de los efectos en el ambiente. Con la evaluación del riesgo se concluyó que el glifosato y el Cosmo-Flux®, tal y como se usan en el programa de erradicación de Colombia, no presentaban un riesgo significativo para la salud humana”, dice el resumen ejecutivo, presentado en su momento por la CICAD a la opinión pública.

Los expertos señalan en el informe, que en Colombia el glifosato se utiliza ampliamente en la agricultura y para fines totalmente diferentes a la erradicación de la coca y la amapola. “Solamente del 10 al 14 por ciento del uso total en Colombia es para el programa de erradicación”, dicen.

Destacan que el programa de erradicación, por medio de la aspersión aérea en Colombia, se realiza con modernas aeronaves y equipo de aspersión de última generación, que brindan precisión y que son similares a los usados en la aspersión de bosques en otras partes del mundo.

“Como resultado del uso de la mejor tecnología de aspersión y navegación disponible en la actualidad, la probabilidad de asperjar accidentalmente sitios que no estaban en la mira es poca y se estima que es menos del uno por ciento del total de la superficie asperjada”, precisa.

Al referirse puntualmente a los posibles efectos que pueda tener el uso de este químico en la población, el informe agrega que los estudios epidemiológicos llevados a cabo en diversas partes del mundo no han sugerido una asociación fuerte o consistente entre el uso del glifosato y resultados específicos en la salud humana.

“En Colombia se llevó a cabo un estudio epidemiológico preliminar para evaluar cualquier asociación que pudiere existir entre el glifosato y el resultado en la reproducción, el tiempo transcurrido para quedar en embarazo en los humanos. Este estudio no encontró ninguna asociación entre el tiempo para quedar en embarazo y el uso de glifosato en el programa de erradicación por aspersión aérea”, sostiene.

Por el contrario, el informe revela que los métodos usados para la siembra de estos cultivos ilícitos si afecta la salud humana y causa un daño ambiental, que en algunos casos es irreparable.

“Tanto la coca como la amapola se cultivan intensamente en un proceso que involucra la deforestación, la siembra de los cultivos y la protección contra plagas tales como malezas, insectos y organismos patógenos. Todas estas actividades pueden tener repercusiones en la salud humana y en el ambiente y algunas, como la deforestación, en un alcance significativo”, reza el documento.

Este estudio fue realizado por expertos científicos, contratados directamente por la CICAD, lo que le da la suficiente credibilidad ante la comunidad internacional.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA