Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

 
 
 
Año 2002 | 2003 | 2004 | 2005 | 2006 | 2007
8
10
17
23
25
30
16 de Diciembre

Falta terminar 80 viviendas, el palacio municipal y las obras del muelle

EN 90 DÍAS ESTARÍAN CONCLUIDAS OBRAS DE BOJAYÁ

Cali, 16 dic. (SNE).- En 90 días estarían concluidas las obras completas de la reconstrucción y traslado de Bojayá y para ese entonces, se entregará el nuevo municipio a las familias que sobrevivieron al ataque terrorista que el 2 de mayo de 2002 perpetró la guerrilla de las Farc contra esa población y que dejó 119 chocoanos muertos.

Así lo confirmó Luis Alfonso Hoyos Aristizabal, consejero para la Acción Social, este sábado durante el consejo comunal de Gobierno temático de afrocolombianidad.

Explicó que ya están listas 186 de las 264 viviendas que deben ser entregadas, el polideportivo, el acueducto, la red de alcantarillado, las calles, los andenes, el centro educativo y de salud, el hogar del ICBF y el resto de la infraestructura social. En total, fueron invertidos 32 mil millones de pesos.

Hoyos Aristizabal indicó que las obras de reubicación de Bojayá se retrasaron más de dos años en arrancar (en el 2005), inicialmente porque el terreno elegido no era viable y se inundaba. Después porque al nuevo terreno elegido, ubicado en una colina, hubo que hacérsele varias adecuaciones, una de ellas, remover cerca de 80 mil metros cúbicos de tierra.

“Se escogió un terreno para que no le pasara lo que le pasa a todo el Atrato desde Quibdó hasta Urabá y es que todos los pueblos se inundan seis meses. Hoy entramos en la última etapa, se movió toda la tierra, se contrataron todas las obras por 32 mil millones de pesos y ya recibimos el 85 por ciento de las obras”.

¿QUÉ FALTA?

Para que los habitantes de Bojayá puedan estrenar su nuevo municipio, hace falta concluir la construcción de 80 viviendas, terminar el palacio municipal y las obras del muelle.

Estas obras, explicó Hoyos, no han sido finiquitadas porque diversos problemas con los contratistas.

En los casos de las viviendas y el palacio municipal, los contratistas se quebraron y abandonaron las obras. Acción Social, en ambos casos, cobró las pólizas a las aseguradoras y entregó los recursos –a través de Fonade- a los nuevos contratistas que deberán terminar tanto las casas como el palacio, en 90 días.

Y en el muelle, el contratista también se quebró, pero en este caso porque en tres ocasiones se le hundieron las máquinas en el río Atrato, lo que hizo que abandonara la obra y por lo tanto, se declarara la caducidad del contrato. En ese caso, INVIAS define un nuevo contrato “pero mientras tanto, estamos trabajando con un muelle provisional que nos instaló la Armada y que esta funcionado en toda la zona”.

A estas obras se suma la construcción de una pista de 1.200 metros de larga por 50 de ancho en Vigía del Fuerte en un terreno que entregó la Aeronaútica Civil.


“ Estamos en las últimas 4 semanas. Allá se hizo una obra importante, la pista para la que hubo que subir varios metros el piso para que nunca que inundara porque este aeropuerto va a prestar servicio a todo el Medio Atrato. Ustedes saben que Bojayá y Vigía del Fuerte está más o menos en la mitad del camino de Quibdó hasta Urabá. Está a 296 kilómetros de Quibdó y a 312 de Urabá”.

UNA NUEVA PREOCUPACIÓN

El Consejero para la Acción Social también expresó su preocupación porque una vez terminadas las obras, la mayor parte de la población se quedará sin trabajo, debido a que prestaban su mano de obra en la reconstrucción de Bojayá.

“Tal como lo pidió la comunidad para la entrega de las 264 viviendas, el trabajo se hizo con ellas. Las comunidades dijeron cuál era su vivienda, donde se ubicaban y cómo se organizaban. La totalidad de la mano de obra de Bojayá fue utilizada en la obra. Es más, durante el año y medio que tuvimos población desplazada de Caimanero, Corazón de Jesus, Loma de Bojayá en la cabecera municipal de Bellavista –ellos ya todos regresaron, afortunadamente, gracias a la recuperación del río Bojayá- estuvieron trabajando en la obra y hoy en la parte final, están todos trabajando”.

Por esa razón, se busca que con el apoyo del Ministerio de Agricultura, PADEMER y el fortalecimiento de minicadenas productivas, se pueda garantizar la productividad y trabajo en Bojayá.

“Se está avanzando con el apoyo de USAID, fortaleciendo unas cadenas que tradicionalmente han sido importantes como la del plátano, los cerdos y el programa de seguridad alimentaria. Ayer por ejemplo se inicio otro de gallinas ponederas, pero en esa materia, todavía no tenemos posibilidad de garantizar desarrollo productivo para toda la gente. Allí habrá que seguir avanzando.

Hoyos concluyó que el próximo año, cuando la población ya esté asentado en el nuevo municipio, será instalado un Corresponsal no Bancario y nacerá el programa de Familias en Acción.

Imprimir

Linea de Quejas y Reclamos 01800-913666

2003 PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA